miércoles, 13 de abril de 2011

Por esto me gusta la pediatría.

Día malito, producto de una semana malita. Con mucho sueño acumulado, un montón de cosas que hacer y justo en el período de "acomodación" al nuevo horario y ritmo de la beca. En fin, mi día partió a las 5 AM ya que me habían quedado cosas pendientes que estudiar la noche anterior. Al salir de casita una micro fea me hizo retrasarme y tuve que venirme más rápido de lo normal para llegar a la hora. Después no escuché lo que había que escuchar en la auscultación del chiquito con neumonía (la doc tiene como 40 años más de experiencia y yo apenas llevo 1 semana y 4 días) y para rematarla la dra Maggi estaba ultra preguntona hoy...

Estaba cansadita, lateada, con ganas de irme a casita, pero a veces pasan cosas justo en el momento necesario para recordarnos que todo puede ser rosado aún.

Hoy era la celebración del aniversario del servicio de pediatría del hospital, hicieron una linda ceremonia, rico desayuno y ricas sensaciones. Es genial que en una reunión de servicio hayan tantas risas y chistes y abrazos. Creo que me metí al mundo correcto, aunque todos somos muy diferentes, creo que en el fondo compartimos un espíritu muy parecido y creo que me sentiré (ya me siento) muy acogida en este lugar... lo que no deja de ser importante porque será mi 2° hogar durante los próximos 6 años.

Es bueno sentir que aunque los días sean malitos, aún se puede continuar riendo y soñando y creyendo y aprendiendo también (mal que mal para eso estoy acá).

:)

No hay comentarios.: