martes, 3 de julio de 2007

sin puntos ni comas...

hoy estaba yo tranquilamente tirada sobre mi cama sin molestar a nadie cuando de repente el suelo empieza a moverse las ventanas temblaban y amenazaban con romperse los cuadernos que estaban en mi escritorio cayeron estrepitosamente y afuera los perros no se cansaban de aullar por un momento pensé en correr y salir gritando pero la cordura fue más poderosa que la descarga de adrenalina y sólo me quedé quieta esperando que se acabara ese remezón porque en realidad qué ganaba con salir de ahí? Si a unos metros de mi cama seguía temblando tan fuerte como donde estaba y me puse a pensar en las innumerables veces en que solía correr y alejarme especialmente en el colegio recuerdo que cada vez que ocurría este tipo de movimiento lo único que se oía eran cientos de gritos y risas nerviosas acompañados del incesante golpetear de nuestros zapatos negros en el piso reluciente de los pasillos la escalera era un peligro todos querían bajar corriendo y llegar rápidamente al centro del patio principal sitio escogido por nuestros docentes como el más seguro en estos casos aunque nunca me convencieron mucho con sus explicaciones porque yo encontraba mucho más peligrosos internarme en el mar de alumnas que huían como poseídas que quedarme quietita en la sala en fin sin importar cuantas veces al año realizaran la famosa “prueba Daysi” o que nuestros profesores se quedaran roncos tratando de hacerse escuchar por encima del estruendo que producían un montón de niñitas histéricas siempre era lo mismo alaridos risas correteos minutos valiosos de recreo extra a veces extraño estas cosas y siempre tendré la inquietud por saber si en los colegios de hombres o mixtos ocurría algo parecido

2 comentarios:

Clorencia dijo...

Holaaa!! me acordé de tu blog, leí tu último post y debí postear... uuu pensé que era a la única que le pasaba. Yo también fui a un colegio de niñas, se hacía operación Deisy (O como se escriba), nos mandaban al patio y todo. Era un Show... me daba hasta risa cuando lo hacían. No recuerdo si fue en un temblor de verdad o en uno de mentira, pero el inspector general dice ya... formense ordenadas... pero no se hagan para atrás xq el muro se puede caer, no se hagan muy adelante xq los vidrios se pueden quebrar, no se hagan hacia el lado del otro edificio xq no sabemos si se caerá, y al otro lado no sé que pasaba.... pero era concentrar a 500 personas en un rectángulo minúsculo!! jajajajaaja

Tengo otros recuerdos de temblores y cosas así, pero creo que no vienen al caso.

Buen post

Salu2

Jorge dijo...

nunca en mi vida e participado en un simulacro tipo Daisy la come hombres....

Y si lo hubiera hecho en mi colegio, nadie hubiera corrido, nadie gritado, y profesor por un microfono daria las intrucciones y todos aceptariamos sin la menor muestra de insurreccion, nadie se reiria por medio a que lo anotaran o suspendieran.