jueves, 20 de abril de 2006

Pero siempre existirán los colores y las ganas de pintar... porque siempre existirá este amor y el deseo de volar. Esta noche no rogaré por tus ojos. Te doy los míos. Te regalo también mi sonrisa por si quieres soñar. Sólo te pido a cambio que no olvides aquellos que construimos hace un tiempo atrás. Cuando bastaba el silencio para perderme en tus brazos.
¡Cómo extraño tus abrazos!

Pero siempre existirá la lluvia y las ganas de llorar... porque siempre existirán las palabras y el deseo de gritar. Ya no se callarán más mis labios por temor. Tú me diste el valor. Mas ya no estás. Te he llamado.
¿Me responderás?

Pero siempre existirán las flores y las ganas de cantar... porque siempre existirá la esperanza y el deseo de soñar. Deja afuera las dudas. La amistad quedará. Y si la noche es oscura ahí estaré. No te faltará un hombro donde descansar. Abriremos nuevos caminos. El viaje continuará. No importa la ruta.
Nos volveremos a encontrar.

esto es algo q escribí hace un tiempo atrás... cuando la influencia de becker estaba en su apogeo.
:)

3 comentarios:

Jorge dijo...

Que bonito....
Bueno, te cuento que ya no estoy tan depre como me dejaste... pero aun siento que perdi el control de mis emociones, maldito sistema simpatico, lo odio....

Jorge dijo...

Mira, ahora cuando posteo sale una foto... tengo todo el domnio del blog.. jajaja

Jorge dijo...

ya pueh.. aplicale F5